Ella se oculta

El sacerdote alzó la copa de vino y bebió más de lo que debía. Prosiguió con el matrimonio, y antes de terminar con la ceremonia, se equivocó en una pequeñísima palabra de la última frase; dijo: hasta que la muerte no se pare.
Y la novia tomó asiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mí

Mi foto

Creativo publicitario que le gusta escribir, viajar y pasear por el mundo, acompañado por una mochila en la que siempre cargo un libro y una libreta.

Seguidores