No lo escuches

¿Está ahí? Sientes su presencia, ¿Verdad? Si te llama no le respondas, quizás sean las últimas palabras de tu voz. ¿Lo ves? Vuélvete ciego antes que él lo haga por ti. No respires, tal vez así no pueda escucharte, aunque será en vano porque él logrará sentarse a tu lado. Intenta no pensar en él. Ahora, ¡olvídalo todo! Él ya está en camino por ti, ¿Lo escuchas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sobre mí

Mi foto

Creativo publicitario que le gusta escribir, viajar y pasear por el mundo, acompañado por una mochila en la que siempre cargo un libro y una libreta.

Seguidores